Un mundo medido

Si has estado pendiente de las noticias o blogs en Internet, probablemente te hayas topado con un pequeño término que es un poco difícil de entender en español, estamos hablando de “wearables” lo último en la tendencia de las tecnologías.

Este término que podríamos traducir como “vestibles” hace referencia a tecnología que podemos utilizar como prendas. Para darte una idea, el reloj de toda la vida caería en esta categoría, aunque para muchos se limita a solo los accesorios “inteligentes” pero ya esto es flexible.

Lo que si es cierto es que el auge de esta tecnología es una razón muy sencilla, los sensores. Estos dispositivos se caracterizan principalmente por contar con una serie de sensores que permiten cuantificar nuestro mundo de forma continua. Saber cuantos pasos das, donde te encuentras, tu frecuencia cardíaca, temperatura, entre otros, ya es una realidad con muchos de estos dispositivos.

Aunque estos sensores no son exclusivos de estos aparatos pues los podemos encontrar también en algunos cuantos modelos de teléfonos inteligentes, cuando los llevamos encima de forma continua podemos realizar mediciones extensas que pueden revelarnos interesantes aspectos de nuestras vidas que desconocíamos.

Y no hay que pensar que son algo exclusivo para deportistas o personas activas físicamente pues justo al contrario, son una herramienta valiosa si contamos con algo de sobrepeso y queremos mejorar nuestra forma, ya que nos permiten ver de verdad nuestro nivel de actividad, nada de estimaciones vagas e infladas por una mente distraída, sabremos cuanto nos hemos movido de forma certera y podremos ir mejorando de forma paulatina.

Los wearables y sus sensores están aquí, así que prepárense para ser medidos.